Como perder barriga solo corriendo un rato

En más de una ocasión, cuando nos proponemos peso, nos preguntamos cuál es la mejor forma posible. Ante esta pregunta debemos decir que, a pesar de que cada persona tiene su propio método, podemos asegurar que podemos perder barriga solo corriendo siempre y cuando sigamos las siguientes pautas que vamos a describir a continuación.

Cinta-métrica-y-runners

En primer lugar hay que decir que nuestro plan de entrenamiento para adelgazar va a constar de cuatro jornadas semanales en las que el principal ejercicio será la carrera continua. Antes de comenzar a describir las sesiones, hay que hacer hincapié en el hecho de cumplir las jornadas de descanso. Es la manera que tenemos de hacer que nuestro organismo se recupere ante el siguiente esfuerzo.

Nuestro entrenamiento semanal para perder barriga

Comenzaremos el lunes, este primer día vamos a dedicarlo a realizar 45 minutos de carrera continua a un ritmo moderado pero continuo. Para orientarnos, podemos decir que nuestro ritmo cardiaco tendrá que estar en torno a las 120 o 130 pulsaciones por minuto. Es importante mantener un ritmo constante. De no poder hacerlo, es preferible reducirlo antes que realizar cambios de ritmo.

El martes, que se corresponde con el segundo día, tendremos un plan similar. El tiempo será de 45 minutos con un ritmo algo mayor que el día anterior, en torno a las 130 o 140 pulsaciones por minuto.

El tercer día de nuestro plan de entrenamiento será el jueves, tras una jornada de descanso. Este día será el ideal para subir el ritmo y entrenar los cambios de ritmo. Para ello, iremos intercalando series de un minuto a un ritmo bastante suave, alrededor de las 100 pulsaciones por minuto, para pasar, durante 10 segundos a un ritmo más intenso en el que podremos llegar a las 160 pulsaciones por minuto.

Para terminar, el sábado, volveremos a la carrera continua, en este caso solo media hora, pero a un ritmo algo más elevado que los días anteriores, es decir, en torno de las 150 pulsaciones por minuto.

Este entrenamiento debe llevarse a cabo de forma constante a excepción de las dos primeras semanas en las que se realizarán los mismos ejercicios pero con un 35% menos de intensidad con el objetivo de que el cuerpo se adapte a esta nueva rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *